La comunidad de Regantes de Tierras de Almería fue constituida el 02/11/1195 por 198 propietarios de fincas del complejo Tierras de Almería. Ese mismo día, esta Comunidad ya constituida, compra a la mercantil Quash S.A. (hoy Corporación Industrial y Financiera de Banesto S.A.) pozos, sondeos, red de distribución primaria (tubería general), instalaciones eléctricas, así como todos los elementos inherentes o accesorios a la explotación hidráulica aquí vendida.
En esta misma escritura de compra, la Comunidad de Regantes Tierras de Almería se subroga en las obligaciones que la
vendedora (Quash S.A.) tiene contraídas respecto al suministro de agua para el riego de las fincas rústicas vendidas en su día precedente de los pozos aquí vendidos. Así mismo se obliga a la Comunidad a integrar en su seno a los compradores de dichas fincas que quieran hacerlo.

En noviembre de 1995 comienza a funcionar la Comunidad, al hacerse cargo de todos los bienes adquiridos, lo hace casi con el mismo personal que venía haciéndolo Quash S.A., por lo que no se produce ninguna interrupción en el suministro de agua y buen funcionamiento de las instalaciones.

A lo largo de los años los regantes de Tierras de Almería se van integrando como comuneros de pleno derecho de la Comunidad, a fecha de hoy son 535 agricultores propietarios de 1556,84 ha, lo que supone un 67,16% de la superficie total y aproximadamente un 90,50% de la superficie en explotación actualmente.

Durante estos doce años de gestión, la Comunidad ha suministrado agua sin ningún tipo de problema de todos los regantes de Tierras de Almería, al tiempo que ha colaborado con los mismos en la resolución de distintos
problemas ajenos a esta gestión del agua. Los primeros años de vida de la Comunidad se dedicaron principalmente a estructurar la misma y crear órganos participados por los regantes para una gestión eficiente.

En 2005 la comunidad termina de pagar el préstamo a Cajamar, es entonces cuando se comienza a plantear inversiones de mejora de las instalaciones y homogeneización de las calidades de las aguas para todas las fincas.

El seguimiento continuado lo lleva una Junta de Gobierno, elegida por una Asamblea General, que a su vez la componen todos los regantes comuneros de Tierras de Almería. Todos los años en el mes de Octubre tiene lugar la Asamblea General Ordinaria, para exponer todos los puntos que los estatutos exigen, memoria, cuentas, etc. Así mismo se tratan todos los temas que los presentes miembros puedan plantear.

Las elecciones se celebran en un espacio de cuatro años. Paralelamente, la Comunidad celebra Asamblea General Extraordinaria cuando existe algún tema que así lo exija o lo soliciten los comuneros.